Televisión y pueblos originarios

[Publicado el 14 de octubre de 2020 en Reforma]

La televisión tiene una fuerte incidencia en la formación de la opinión pública, teniendo especial relevancia los noticieros y los programas de mesas de análisis y de opinión sobre asuntos contemporáneos de interés público. Una democracia se distingue no por considerar sólo a las mayorías, sino por incluir y dar participación a las minorías.

En 1992 por vez primera se reconoció en el artículo 2 de nuestra Carta Magna a México como una nación pluricultural que está “sustentada originalmente en sus pueblos indígenas que son aquellos que descienden de poblaciones que habitaban en el territorio actual del país al iniciarse la colonización y que conservan sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas, o parte de ellas” (artículo vigente). Sólo con base en el criterio de hablar una lengua indígena, en la República Mexicana existen 6´695,228 personas de 5 años o más (INEGI, 2020). ¿Qué tan bien están representadas en los medios las personas de pueblos originarios? Responder a esa pregunta detonó una investigación que estoy realizando cuyos resultados hablan por sí mismos.

Noticieros. La investigación durante el mes de agosto de 2020 fue en los noticieros de la noche de Hechos (1.1 Azteca), En Punto (2.1 Televisa), Imagen Noticias con Ciro Gómez Leyva (3.1 ImagenTV) y Once Noticias (11.1 IPN). No hay una persona que conduzca el noticiero que sea indígena, como tampoco lo son quienes presentan secciones. Durante el periodo de investigación se tocaron algunos temas de pueblos originarios de manera complementaria y sólo en casos aislados fueron abordados como tema principal destacándose ya sea por la pluriculturalidad o presentándolos como personas en desventaja. Ningún anuncio comercial, ni aquellos de promoción de cada estación de televisión, incluyó a alguna persona de pueblos originarios. Sólo un anuncio gubernamental tuvo indígenas y lo fue con un rol de protagonista.

Mesas de análisis y opinión. La investigación se realizó durante el mes de septiembre de 2020 en los siguientes programas: Tercer Grado (2.1 Televisa), Es la hora de opinar (4.1 Foro TV), Análisis político (10.1 Heraldo TV), Dinero y Poder (11.1 IPN), Polémica en redes (14.1 SPR), Primer Círculo (40.1 TV Azteca) e Incursionando (45.1 Canal del Congreso). En este tipo de programas de mesas de análisis y opinión únicamente en los medios públicos se cuenta con mujeres conduciéndolos, los medios comerciales sólo tienen hombres como conductores. Ninguna de las personas que conducen estas mesas son indígenas. En general como invitados a los programas están mujeres y hombres, aunque en Tercer Grado sólo está Denise Maerker y en Primer Círculo no tuvieron mujeres como invitadas. Ninguna invitada(o) fue de pueblos originarios, excepto en HeraldoTV donde hubieron 2 para un programa sobre la masacre de Acteal y este fue el único programa que abordó temas relacionados con indígenas. Ningún anuncio comercial, gubernamental o de promoción de la estación de TV tuvo indígenas.

Lenguas nacionales. Contrario a la creencia generalizada de que el español es la lengua nacional, no lo es aun cuando pueda utilizarse como idioma oficial en las comunicaciones gubernamentales. Las lenguas indígenas gozan de paridad con el español como lenguas nacionales. El Estado mexicano debe destinar un porcentaje de tiempo en los medios de comunicación masiva concesionados para programas en las diversas lenguas nacionales.

Representación. Preocupa pero no sorprende, la falta de representación de personas de pueblos originarios en los medios. Y su verdadera participación va más allá de tener invitados indígenas cuando se traten temas de pueblos originarios. ¿Acaso su voz en una democracia se limita a los temas circunscritos a sus pueblos y comunidades? ¡No! Más que establecer cuotas y más efectivo quizá que acciones afirmativas, será el compromiso de que la pluriculturalidad esté presente en los noticieros y programas de la televisión pública y comercial.

Print Friendly
Entrada anterior:
Entrada siguiente:

Deja un comentario