Adelgazamiento y desaparición

[Publicado el 2 de septiembre de 2020 en Reforma]

Es inevitable recordar a quienes han ocupado la Subsecretaría de Comunicaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, ahora que va desaparecer. A veces esa subsecretaría estuvo al servicio de intereses privados, otras de intereses electorales y también hubo personalidades enfocadas en buscar el interés público.

Pagaré del menoscabo. Javier Lozano Alarcón como subsecretario fue quien aceptó que el gobierno mexicano sufriera un menoscabo en su patrimonio al recibir un “pagaré” por 125 millones de dólares que jamás pudo ser cobrado por el simple hecho de que no cumplía con los requisitos de un título de crédito, es decir, si el licenciado Lozano Alarcón hubiera comprado en la papelería un pagaré y hubiera pedido que ese fuera suscrito en favor del gobierno federal, quizá algo se hubiera recuperado, pero no fue así. ¿Habrá sido sin querer queriendo?

Chiquihuitazo y TV digital. Jorge Álvarez Hoth ha sido el único subsecretario en permanecer en el cargo durante este siglo. A él le tocó el escándalo del llamado Chiquihuitazo, cuando hubo una toma violenta de las instalaciones de Canal 40 en 2002, que dejó la célebre frase del expresidente Vicente Fox de “Y yo, ¿por qué?” cuando fue cuestionado por empleados de Canal 40 que exigían la aplicación de la ley y la salida de TV Azteca de ese canal. También Álvarez Hoth fue quien estableció la primera política para la transición a la televisión digital.

Televisores “Mover a México”. Ignacio Peralta, hoy gobernador de Colima, fue subsecretario en la primera parte del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, coordinando la entrega de millones de televisores en plena época electoral y con cajas que decían “Mover a México”, lema emblemático de ese sexenio, y dónde se gastaron más de 31 mil 000 millones de pesos del Erario.

Infraestructura. Salma Jalife Villalón como subsecretaria ha impulsado el despliegue de infraestructura proveyendo a municipios de recomendaciones para facilitarlo, esfuerzo que estuvo precedido por Edgar Olvera cuando ocupó ese mismo cargo. Jalife Villalón ha hecho énfasis en que sin habilidades digitales, de poco servirá a las comunidades la conectividad. Además, ha hecho esfuerzos para promover y proteger redes críticas y de alto desempeño tan importantes para nuestro país.

 Error de foco. Eliminar la Subsecretaría de Comunicaciones quizá se deba a que ya no tiene (ni debe tener) el “glamour” que parecía tener el siglo pasado, donde hasta concesiones de radio se regalaban a los cuates, ni donde se le ocupó para la operación política como cuando se “regalaron” televisores en plena época electoral. Tampoco debiera opinar sobre si debe o no otorgarse una concesión, ni si debe o no modificarse, pues esas opiniones son de trámite y nada aportan al proceso que lleva el Instituto Federal de Telecomunicaciones, pero como esa opinión está en la Constitución, ni modo.

El foco preciso en cuanto a comunicaciones del gobierno federal debe ser conectar a los desconectados. En su discurso de ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador mencionó que para 2021 en todo el territorio nacional habrá señal, que asumo que se refiere a aquella de internet. Si la supresión de la Subsecretaría de Comunicaciones no se traduce en que una instancia única del gobierno federal sea quien coordine todos los esfuerzos de CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos, de la Estrategia Digital Nacional, de Altán Redes (asociación público-privada de la red mayorista que debiera conectar al 92.5% de la población), de la Red Nacional de Educación e Investigación y del desarrollo de habilidades digitales, para lograr conectar a los desconectados, se perderán años valiosos para reducir la brecha digital.

Print Friendly

Deja un comentario