EPN y Lagunes, discriminación por decreto

La incongruencia entre la predica y la práctica fue la nota en la presentación de la Estrategia Digital Nacional (EDN) realizada por el Presidente Enrique Peña Nieto y la Coordinadora Alejandra Lagunes. Pretendieron hacer discursos de respeto a derechos humanos y de inclusión, pero se les olvidó hacer un evento accesible a las personas con discapacidad. ¿Podemos creerles si ni siquiera guardaron las formas? Quebrantando la Constitución y la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, el evento financiado con recursos públicos careció de intérprete en lengua de señas o subtitulaje de los discursos y de los videos.

Que discrimine Peña Nieto y Lagunes no es lo peor, más grave es que el sitio web en el que se pretende dar a conocer a la sociedad la EDN, incumple los criterios mínimos para que sea accesible a personas con distintos tipos de discapacidad. Por ejemplo, carece de un mapa de sitio para ahorrar tiempo a los lectores de pantalla de los que tienen discapacidad visual, los colores utilizados carecen del contraste para los débiles visuales, los videos carecen de subtitulaje para que una persona sorda pueda saber qué se dijo, la EDN se descarga en un formato que no es legible para la tecnología de ayuda, etcétera (ver http://www.w3.org/WAI/).

Lagunes dijo que la EDN es el fruto de “meses de estudio, de trabajo y reflexión” y que se coordinaron con “todas las dependencias e instituciones que componen el Estado Mexicano”. Si así fue, entonces ¿para que sirven el Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad (Conadis) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred)? ¿Habrá alguna recomendación al menos del CONAPRED de la discriminación permanente del sitio web de Presidencia de la República, de la EDN y de los eventos a los que asiste el Presidente Peña Nieto? Ojalá fuera un hecho aislado, pero el Senado y la Cámara de Diputados también discriminan y quebrantan los derechos humanos de las personas con discapacidad. ¿Cómo puede una persona sorda saber qué se discute en el Congreso de la Unión si nunca hay intérprete en lengua de señas, ni subtitulaje?

Independientemente de la discrimninación, la EDN está bien elaborada en cuanto a la forma, pero no aporta gran cosa y sí genera confusión. Por una parte repite lo que ya dice la Constitución, el Plan Nacional de Desarrollo y el Programa para un Gobierno Cercano y Moderno, y por otra no dice que pasa con la Agenda Digital.mx. La Agenda Digital.mx es mucho mejor en cuanto a objetivos, líneas de acción y estrategias, es una política pública más aterrizada que la EDN. ¿Quisieron hacer borrón y cuenta nueva?

La EDN establece que desde Presidencia se va a definir la postura y acciones a emprender para la gobernanza en internet. Este tema es polémico, pero ¿debe ser Presidencia quién tenga la última palabra o el Instituto Federal de Telecomunicaciones o ambos? ¿Habrá o no participación ciudadana?

Y si todavía le queda duda estimado lector del regreso del ancien régime, vea la foto de nuestro Presidente en la EDN. Si en época de Luis Echeverría hubiera habido EDN, seguro hubiera posado igual. ¿Hasta cuándo el culto al tlatoani? ¿Cuándo seremos país de instituciones en lugar de uno de caudillos?

Print Friendly

Escrito por:

Publicado el: 9 diciembre, 2013

Categoría: Política, Presidencia

Vistas: 597

Deja un comentario