Preponderancia de AMXL, ¿para qué?

[Publicado el 3 de julio del 2019 en Reforma]

Del sexenio del presidente Peña Nieto parece que la reforma en telecomunicaciones de algo sirvió, aunque debe decirse que es más de intuición que de demostración científica. En especial cuando se dice que “gracias a la reforma” se redujeron las tarifas porque “hay más competencia”, ignora que la baja de tarifas puede deberse a otros factores ajenos a una sana competencia. Además las estadísticas resultan ciertas según el cristal en el que se miren. Por ejemplo, ¿ha reducido América Móvil (AMXL) su concentración? Depende, porque si se toma en cuenta el número de líneas telefónicas móviles la respuesta es sí, pero en términos de ingresos la respuesta es no.

Preponderancia. La reforma constitucional de 2013 creó la figura inédita a nivel mundial de la preponderancia para designar a aquel grupo con más de 50% nacional en las telecomunicaciones y radiodifusión, y se facultó al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para imponerles medidas asimétricas (obligaciones/prohibiciones especiales) para nivelar el terreno de juego con los demás. AMXL y Televisa fueron declarados preponderantes.

Replicabilidad. La replicabilidad exige que lo que el preponderante otorgue a sus filiales o clientes pueda ser replicado por sus competidores, con la finalidad de evitar prácticas abusivas e incluso monopólicas. La replicabilidad económica es de la mayor importancia pues exige que los competidores usando servicios del preponderante y asumiendo una red eficiente sean capaces de ofrecer tarifas competitivas a sus clientes. En el caso de servicios móviles, la evaluación de tarifas de Telcel es posterior a su implementación, sobre una cartera y sobre las principales ofertas, con lo cual quedan huecos importantes. Está pendiente por parte del IFT el informe de replicabilidad de móviles, pero lo que ha publicado en Excel se encuentra en muchas porciones testado, entonces ¿cómo pueden los competidores verificar si efectivamente pasó las pruebas de replicabilidad o tendrán que aceptarlo como dogma de fe?

Denuncias. Ha habido 207 denuncias de empresas de telecomunicaciones en contra de los preponderantes, pero al menos 173 han sido improcedentes por razones diversas de acuerdo al IFT y 8 han contado con elementos suficientes y se han iniciado procedimientos de sanción en 4 casos. A Televisa se la ha impuesto una multa por casi $7 millones y a AMXL una por $2,500 millones. El caso es que los agentes competidores de AMXL al unísono reclaman que esta le da la vuelta a las decenas de medidas asimétricas que tiene, siendo el procedimiento sancionatorio escaso.

Separación de Telmex. AMXL está sujeto a más de 200 medidas asimétricas por su condición de preponderante, además de la obligación de separar ciertas divisiones de Telmex. ¿Son eficaces tantas medidas? ¿Será útil la separación? La consulta pública sobre preponderancia evidenció que ninguno de los competidores estiman que han sido útiles las medidas y ven en frenar el ingreso de AMXL a la televisión como la única manera de evitar afectaciones a un mercado con precaria competencia. En cualquier caso, la solución debiera ser menos medidas pero con mayor eficacia, con indicadores y enfocar los esfuerzos por ahí.

SCJN. La SCJN resolverá un amparo de Telcel en contra de la prohibición de las llamadas tarifas Off-Net/On-Net. Esta prohibición está en la ley y carece de un espejo en las medidas de preponderancia. Por congruencia la SCJN se ve obligada a resolver igual que la Tarifa Cero que fue declarada inválida en 2017, pues el Congreso de la Unión invadió facultades constitucionales del IFT. Pero igual que en la Tarifa Cero, la SCJN debe dar un plazo de gracia hasta el año próximo para que el IFT determine (como seguramente lo hará) la prohibición de discriminar entre las tarifas dentro de su red versus las de terminación en redes de sus competidores.

Print Friendly
Entrada anterior:
Entrada siguiente:

Deja un comentario