PND, telecom e internet

[Publicado el 8 de mayo del 2019 en Reforma]

El Plan Nacional de Desarrollo (PND) debe leerse con detenimiento porque tiene varios aspectos en los que no puede uno más que coincidir como la desigualdad lacerante que prevalece en México, la necesidad de invertir más en salud mental pues 30% de los mexicanos padecen trastornos mentales, la corrupción que es un lastre transversal, etcétera. ¿Qué encontramos en telecomunicaciones e internet?

Mercado vs. Estado. Uno de los principios del PND es que el mercado no sustituye al Estado. Estoy de acuerdo, pero habría que agregar que tampoco el Estado sustituye al mercado. En el caso de telecomunicaciones y radiodifusión el PND es claro en que la política estará orientada a su desarrollo eficiente “manteniendo las condiciones de competencia, certidumbre a la inversión”. El PND parece sugerir que cuando el Estado tuvo monopolio en sectores estratégicos las cosas iban mejor, lo cual no aplicaría para telecomunicaciones. El problema no fue el buscar privatizar y abrir a la competencia los sectores estratégicos, sino la corrupción y las preferencias indebidas dadas a ciertos grupos.

Organismo Internet MX. El presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia del 3 de mayo de 2019 refirió a que si la licitación de la Comisión Federal de Electricidad para la utilización de su fibra óptica para prestar internet gratuito en sitios públicos se declara desierta, se pudiera crear un organismo público para comunicar con internet a todo el país. Para lograr internet para todos, dudo que la solución sea la creación de un organismo o que el gobierno despliegue una red. Véase el caso australiano que su National Broadband Network (Red Nacional de Banda Ancha) ha tenido un sinfín de tropiezos, ha sido un barril sin fondo de recursos públicos y sus expectativas de velocidad se han reducido dramáticamente.

Indicadores. El PND incluye un indicador que preocupa, el 3.7.1, pues refiere a que se medirá la cobertura de servicios de banda ancha como porcentaje de la población. Los problemas con este indicador son que la información la obtiene el Instituto Federal de Telecomunicaciones de los mapas de cobertura garantizada que proporcionan las propias empresas de telecomunicaciones, que cobertura garantizada no implica acceso de la población (p. ej. por razones económicas o por falta de equipos terminales) y que lo que es “banda ancha” lo determinan dichas empresas. En el servicio que usted contrató con su proveedor de internet, ¿recibe efectivamente las velocidades ofrecidas o los hasta 20 Mbps son una ilusión?

IEPS y Derechos. El Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) se ha justificado para desincentivar ciertas conductas como la compra de tabaco o el consumo de alimentos con alto contenido calórico, pero también ha servido como fuente de recaudación de consumidores cautivos –como usted y yo- al gravar los servicios de telecomunicaciones. Si lo que se recaudara del IEPS en telecomunicaciones y de los derechos que se pagan por el uso de frecuencias del espectro radioeléctrico se utilizara para llevar internet a los mexicanos que no tienen, quizá se justificaría. Pero nada de eso, los ingresos que recauda el Servicio de Administración Tributaria van a la bolsa general.

Otros. Positivo que el PND recoja la importancia de alfabetizar digitalmente a personas de 55 años y más, porque normalmente eso estaba enfocado en niños y jóvenes. La ciberseguridad que es clave en un mundo digitalizado apenas aparece delineada de manera general en cuanto a seguridad nacional, pero se refiere a la Marina, Fuerza Aérea y Ejército dejando fuera a la policía cibernética que debiera tener juego. Finalmente, falta ver el programa sectorial que expida la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, ahí deberá haber más detalle para poder juzgar si la política pública de este sexenio en telecomunicaciones va por el camino correcto.

Print Friendly
Entrada anterior:
Entrada siguiente:

Deja un comentario