izzi rectifica

[Publicado en Reforma el 14 de febrero de 2018]

“izzi, ¿publicidad engañosa?” fue el título de mi anterior colaboración donde señalé que cuando izzi afirmaba que de internet ofrecía “20 megas” sin mayor detalle, podía constituir publicidad engañosa. izzi envió una carta al día siguiente diciendo que mi columna contenía información falsa e inexacta porque “Todas las ofertas y publicidad de izzi cumplen cabalmente con las directrices de las leyes de Protección al Consumidor y de Telecomunicaciones”. 

Debo reconocer que horas después de que se publicara mi columna de acuerdo con las capturas del sitio web de izzi que tengo de antes y después, izzi puso manos a la obra y realizó cambios en su sitio web para incluir un rubro de Términos y Condiciones en el mismo espacio en el que aparece la oferta y además agregó debajo de las ofertas del servicio de internet una leyenda que dice “Muchos factores pueden afectar la velocidad de navegación. Consulta estos tips para disfrutar el Internet contratado”. Los Términos y Condiciones y los tips que ahora están debajo de las ofertas de Megas de velocidad sí dicen que hay muchos factores que afectan la velocidad del internet “por lo que las velocidades reales pueden variar”. Bien por izzi por informar a los consumidores. Ahora, ¿qué hay en otros países sobre la información al público de servicios de internet?

 

Velocidad. En Reino Unido el regulador tiene equipos para medir la velocidad del internet en líneas fijas, informando la velocidad promedio a nivel nacional, las distintas velocidades y el comparativo de los diferentes proveedores. Además, la medición es el promedio basado en 24 horas reales. En México el IFT reporta trimestralmente estadística donde refleja la velocidad “anunciada” por los operadores de banda ancha fija. En su sinceridad, el IFT lleva la culpa, le digan lo que digan los operadores, el IFT lo da por cierto. ¿Mediciones propias? Nada. ¿Profeco verificará por su parte?

 

“Hasta”. Si un proveedor en Reino Unido (RU) dice que da “hasta 20 Megas”, entonces debe de manera consistente proveer al menos 10% de esa velocidad. Porque para nada es lo mismo la velocidad máxima que pueda alcanzar un servicio de internet en hora no pico, con un único usuario en la zona, que además está cerca de la central, y sólo navega por internet, que aquella velocidad promedio en una zona densa, en horarios picos y consumiendo videos de alta definición.

 

Los operadores en RU se sumaron al Código de Prácticas por lo que están obligados a informar a los potenciales clientes -antes de contratar-, cuál es el rango de velocidad en su domicilio y, si no es posible dar la velocidad que está en la publicidad, deben demostrar técnicamente por qué la velocidad es más baja. Si la velocidad es menor a la ofrecida, el operador debe trabajar para mejorarla, si no, entonces está obligado a darle un precio más bajo. ¿Cree usted que algún día algo así suceda con Telmex, izzi, TotalPlay, Megacable y demás operadores? ¿Harán algo Profeco y el IFT para lograrlo?

 

Gestión de tráfico. Esta puede ser legítima como cuando en un cruce de tráfico un policía ayuda a desahogar el congestionamiento o ilegítima como si ese policía sólo le diera el paso preferencial a unos cuantos, bloqueara a otros y les impusiera un límite máximo a algunos más. A nivel información en RU deben los operadores decir si darán prioridad de tráfico a algunos usuarios, si se limitarán la calidad de video, si se reducirá la velocidad a los usuarios cuando estén haciendo un uso excesivo del internet, etc. Las políticas de gestión de tráfico deben estar en lugar de fácil acceso para los usuarios de RU. En México la gestión de tráfico está prevista en la ley y el IFT debe expedir políticas que se supone que estarán en los lineamientos de neutralidad de la red este año, ¿preverán algo similar a lo de RU?

 

Secreto de fuentes. El IFT tiene mandato constitucional de garantizar la libertad de expresión y el derecho a la información. Pero ante la Procuraduría General de la República en el caso Tecnoradio, el IFT solicitó el testimonio de Javier Tejado y Joaquín López Dóriga por las revelaciones que hicieron de ese tema. Los comunicadores tienen derecho al secreto de sus fuentes y es grave que el IFT haga esto.

Print Friendly

Escrito por:

Publicado el: 21 febrero, 2018

Categoría: Sin categoría

Vistas: 69

Deja un comentario