¿Cómo elegir al presidente? [IFT]

[Publicado en Reforma el 30 de agosto de 2017]

Las reformas estructurales crearon tres órganos constitucionales autónomos, es decir, con la máxima autonomía que el Estado mexicano confiere a un ente público y que están a la par de los Poderes de la Unión: el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI). Jamás pensaron que estos órganos fueran a recibir tal respaldo a su autonomía como lo ha hecho la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por lo que ya hay varios arrepentidos de los que impulsaron esos cambios a la Constitución.

Los comisionados para el IFT y la Cofece deben previamente pasar un examen de conocimientos elaborado por Banco de México, el INEGI y el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y ser de los que tienen las cinco calificaciones más altas para estar en la lista de los aspirantes de entre los cuales el Presidente de la República escoge al que quiera. El temor de que elija a quien sea más maleable es posible. Después de ello, el Senado ratifica a los comisionados. Un sistema de pesos y contrapesos que es –hasta ahora- lo mejor de lo posible y sin duda mucho mejor que el dedazo. Pero la designación de quién es presidente(a) del IFT y la Cofece, deja mucho que desear.

En lugar de que sean los propios comisionados quienes decidan quién debe presidir a su institución como sucede con la SCJN y el INAI, para el IFT y Cofece se estableció que será el Senado quien decida. Y aunque los plazos de Gabriel Contreras en el IFT y Alejandra Palacios en la Cofece vencen en septiembre, el Senado ratificó a Palacios desde abril pasado y a Contreras lo dejó en stand-by. Aunque la versión oficial fue “evitar que se juntaran las designaciones”, más pareció un mensaje a Contreras por ciertas decisiones contrarias a los poderes establecidos.

Antes del 11 de septiembre próximo debe designarse al presidente(a) del IFT y el Senado tiene agenda llena no sólo por el informe de gobierno del presidente Peña Nieto sino también porque seguramente querrán los senadores del PRI, Verde y del PAN afines, aprobar la reducción de los derechos de audiencias -como el que se distinga la publicidad de la programación y se evite engañar a los televidentes y radioescuchas-.

El Senado debiera hacer un proceso público desde las comisiones del Senado para determinar quién debe ocupar la presidencia del IFT. Debiera evaluar lo realizado como comisionado, la congruencia en sus votaciones y su compromiso con el interés público.

La gestión de Contreras con todos los retos que ha enfrentado ha sido satisfactoria, sin embargo, pesa y mucho, su falta de determinación cuando las comisionadas Labardini y Estavillo propusieron una acción de inconstitucionalidad para que la SCJN definiera a priori sobre la autonomía del IFT. Esto ha sido un lastre al sector, ejemplo de ello fue la reciente resolución de la Tarifa Cero.

También Contreras votó a favor de decir que Televisa carecía de poder de mercado y tuvo el Poder Judicial Federal que enmendarle la plana para que se resolviera que Televisa – siempre sí- es un monstruo en televisión por cable y vía satélite. Contreras dejó pasar la oportunidad de que la multiprogramación sirviera para la pluralidad y evitó considerar que se estableciera una carga regulatoria, ahora vea usted el canal 4.2 de Televisa en el cual es pura televenta, sin más. Y como cereza en el pastel está el aplazamiento injustificado de los lineamientos de derechos de audiencias aprobado también por Contreras.

¿Cómo han votado los demás comisionados en casos difíciles como esos? ¿A favor del statu quo? ¿Del interés público? Eso es precisamente lo que debe analizarse en el Senado si se quiere que quien presida al IFT tenga un compromiso con la sociedad y con la institución.

El Senado aún está a tiempo, pero la Cámara de Diputados que debió hace casi 4 años designar al contralor del IFT y de la Cofece, ni sus luces. ¿Por qué evitar definir quién supervisará a estos órganos autónomos? ¿Qué negociación habrá de por medio? O, ¿será negligencia pura y dura?

Print Friendly

Escrito por:

Publicado el: 3 septiembre, 2017

Categoría: Cofece, Política, Regulador (IFT)

Vistas: 168

Tags: , , , ,

Deja un comentario