Fake News [y fake opinions, paid opinions, etc.]

[Publicado en Reforma el 2 de agosto de 2017]

En las elecciones de EUA entre Hillary Clinton y Donald Trump se encontraron muchos sitios web pro-Trump creados en Macedonia (antigua Yugoslavia) con información sensacionalista y falsa. El incentivo para los creadores de estos sitios web era únicamente obtener dinero por los clics a sus pseudo-reportajes, mientras poco les importaba el resultado de la elección en EUA. Fake news o noticias falsas es todo un tema en el ciberespacio, siendo que también en medios tradicionales como periódicos, radio y televisión pueden existir y más aún, en éstos hay algo igual de pernicioso que podríamos catalogar como fake opinions. Veamos.

2018. “Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”. Si las fake news permearon en las elecciones de EUA, ¿podrían ese tipo de noticias falsas incidir en las elecciones presidenciales mexicanas de 2018? Por supuesto. No descarte que saldrán noticias diciendo que Andrés Manuel López Obrador conversó con Martí Batres diciendo que admiraba a Nicolás Maduro, por ejemplo. Algunos la creerán, otros no, pero ciertamente muchos la compartirán con tal de minar a Morena. Y lo mismo sucederá con cualquier candidato(a) que esté en los primeros lugares de las encuestas.

Bots. Los bots pueden ser personas reales que rentan sus comentarios en redes sociales al mejor postor, pero también pueden ser usuarios simulados y automatizados para bombardear con mensajes. Véase el caso de los PeñaBots cuyo propósito es hacer comentarios positivos del presidente Enrique Peña Nieto, borrar los negativos y participar en debates disfrazando de verdad lo que son mentiras (E. Villanueva/AristeguiNoticias).

Fake trending topic. Los trending topics o temas que están marcando tendencias pueden ser reales o artificiales. Reales cuando usuarios genuinos de Twitter, por ejemplo, hablan de algún tópico y comparten contenidos de éste. Artificiales cuando por diversas razones (p. ej. mercadotecnia, guerra sucia en la política, distractores de asuntos más importantes para la sociedad), se eleva el número de personas en redes sociales hablando de un tema. ¿Qué tanto se deja influenciar la gente sobre un trending topic? Depende. Los trending topics pueden fijar agenda o esfumarse.

Fake opinions. ¿Qué pasa cuando un comunicador, analista o periodista publica lo que parece su opinión cuando realmente le pagaron por decir o escribir lo que publicó? Esto sería una fake opinion cuando no representa la opinión de quien lo dice/escribe, o una paid opinion cuando puede haber coincidencias de puntos de vista con el pagador. Las fake y las paid opinion están desafortunadamente arraigadas en todo tipo de medios. Y cada quien en su sector sabe que tal o cual columnista está bajo la nómina –directa o indirecta- de alguna empresa; el problema frente a la sociedad es que jamás revelan ese hecho. Si lo dijeran cumplirían con evitar engañar a su lector o audiencia y les permitirían, ponderar debidamente la columna.

FB y Google. Éstos han lanzado proyectos para combatir las fake news. Los usuarios de Facebook pueden denunciar noticias que consideren falsas, de ahí terceros independientes revisan los hechos y emiten un pronunciamiento. De considerarse fake news, Facebook incluye una advertencia al lector y a quien va a compartirla diciendo que la noticia es debatible para que el facebookero pueda saberlo. Como muchos en redes sociales sólo leen el encabezado y no la nota completa, un criterio también para bajar el nivel de visibilidad de una publicación es si las personas que la leyeron lo compartieron o no. Google por su parte invita a usuarios a informarle sobre noticias falsas y está mejorando su algoritmo para identificarlas.

¿Solución? Siempre en la historia de la humanidad han existido las fake news, fake trending topic, fake opinions y bots (como acarreados, porros, etc.). El grave problema en la era digital es la facilidad con la que pueden difundirse. ¿Cuál es el remedio? Que las personas sean críticas de la información que reciben, que cuestionen, comparen y contrasten entre diferentes fuentes de información. Y para ello México necesita educación de calidad para tener ciudadanos críticos en el mundo físico y en el ciberespacio.

Print Friendly

One Response to Fake News [y fake opinions, paid opinions, etc.]

  1. Susana Cruz Bonilla dice:

    La educación de calidad la diferencia para nuestra sociedad.

Deja un comentario