Radiaciones y celulares

[Publicado en Reforma el 7 de junio de 2017]

¿Sabe cuánta radiación recibe su cuerpo por tener el celular en su bolsillo? ¿Es peligroso que su hijo adolescente todo el día esté pegado al celular? Si hay una radiobase con antenas de celular en su edificio, ¿puede afectar su salud? ¿Estaría dispuesto a dejar de usar dispositivos electrónicos para proteger su salud y de su familia?

Todos los celulares y equipos de telecomunicaciones producen radiación; todos estamos expuestos las 24 horas a distintos campos electromagnéticos producidos por estos tipos de equipos. Y aunque lo que más genera inquietud es que existan radiobases de celular cerca de donde vivimos, se ha mostrado que la intensidad de la radiación se reduce significativamente al alejarse éstas.

En cambio el uso del smartphones puede tener más implicaciones a la salud, por la dependencia que se tiene a ellos para lo profesional, social y político; por utilizarse por personas de todas las edades; por tenerlos encendidos incluso durante la noche mientras se duerme; porque aún no existen estudios de mediano-largo plazo de sus efectos. Si bien no existen pruebas concluyentes de que usar celulares de manera constante genere o favorezca cáncer; tampoco existen pruebas científicas que den tranquilidad en cuanto a su uso.

Además, la exposición a las radiaciones depende de la calidad y cobertura de la red de los concesionarios como Telcel, ATT o Movistar. Por ejemplo, si la cobertura es mala, la potencia se incrementa y por tanto la radiación que recibimos es mayor. Los teléfonos inteligentes tienen la funcionalidad para “bajo consumo” que reduce la radiación, ¿la usa?

Los smartphones deben pasar ciertas pruebas para cumplir con los estándares de límites máximos de exposición a radiaciones. Sin embargo, estas pruebas han sido cuestionadas porque se realizan considerando una cabeza de un adulto y un uso del celular a una distancia de al menos 5 milímetros. ¿Qué pasa si quien lo usa es un niño o un adolescente? Es probable que la radiación penetre más al cerebro. Si el uso del celular es pegado a la cabeza, ¿por qué los 5 milímetros?

¿Sabía que en su celular le avisan que para reducir la exposición a radiación debe utilizar el manos libres, el altavoz o auriculares? Claro, esa información está tan oculta que nadie la conoce. Por eso el condado de Berkeley está obligando a las tiendas que venden celulares a incluir un aviso grande que dice: “Si cargas o usas tu teléfono en el bolsillo del pantalón o de la camisa, cuando tu teléfono está encendido y conectado a una red inalámbrica, puedes exceder la exposición [máxima] a radiaciones de las normas federales”. Las demandas en su contra por los fabricantes no se hicieron esperar. El argumento del condado es simple: si hay una obligación de informar, debe ser visible (http://bit.ly/2nqjJvV).
El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) emitirá una disposición técnica sobre el tema. Pero también existe un derecho a ser informado y ahora existe una aplicación llamada Quanta de la finlandesa Cellraid que permite identificar los límites máximos de radiación y, en cuanto se exceden los límites, se puede establecer que el teléfono automáticamente limite la transmisión de datos para evitar recibir radiaciones más allá de lo aceptable.

El derecho a ser informado también debiera incluir que cuando se vaya a comprar un celular se informe de las implicaciones que tiene para el medio ambiente y la salud, el cambio constante de celulares que produce basura electrónica y que tiene sustancias peligrosas. Es posible que a algunos consumidores poco les importe el medio ambiente, pero estoy segura que a muchos sí les importara cuidarlo y que en un balance entre tener un nuevo celular o continuar con el anterior, optarán por esto último.

Tecnoradio. La entrevista de Irene Levy a Alí Bañuelos de Tecnoradio es muy interesante. La versión de Bañuelos deja dudas de un actuar debido. Pero sí pone de manifiesto una omisión del IFT: tener información sobre los accionistas y grupos de radiodifusores. A diferencia de telecom donde sí los agrupa por grupo corporativo, en radiodifusión sólo pone la estación y el nombre de una persona que nada informa sobre la pertenencia a grupos corporativos.

Print Friendly

Deja un comentario