Bloqueo de comunicaciones

[Publicado en Reforma el 26 de abril de 2017]

La era digital y su promesa de libertad se difuminan con el control que puede ejercerse sobre las comunicaciones con herramientas como el bloqueo. Éste puede ser útil y necesario cuando se trata de bajar pornografía infantil por ejemplo, pero también puede convertirse en uno de censura. Más aún, es un hecho notorio que el ciberespacio es hoy por hoy también una plaza pública, pero que a diferencia de aquella del mundo físico, mucho del control lo ejercen los proveedores de servicio de internet (ISP) o los dueños de infraestructura de telecomunicaciones que por solicitud de los gobiernos o a iniciativa propia, se convierten en guardianes de la libertad de expresión o en su verdugo.

De ahí la relevancia de lo resuelto recientemente por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en un amparo promovido por Alestra teniendo al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) como autoridad responsable (A.R. 1/2017). El IMPI pidió a Alestra que bloqueara un sitio web que hospedaba en sus servidores porque presuntamente violaba derechos de autor de diversas obras. Debe felicitarse a Alestra por impugnar la medida del IMPI, porque en el ranking mundial de las 22 empresas más grandes de internet y telecomunicaciones muchas salen mal posicionadas en cuanto a la defensa de la libertad de expresión.

Encabezando la responsabilidad con la libertad de expresión en internet está Google con 60%, seguido de Microsoft con 53%, Twitter 49% y Facebook 41%; mientras que las empresas de telecomunicaciones están ATT con 41%, Telefónica con 27% y América Móvil con 16% (Corporate Accountability Index, Digital Rights 2017).

Afortunadamente la SCJN adoptó un criterio a favor de los derechos humanos y se alejó de la Digital Millenium Copyright Act de EUA. Ésta denota un intenso cabildeado por los que agrupan a titulares de propiedad intelectual y pretendió respaldar a las empresas que dan acceso a internet liberándolas de responsabilidad. Sin embargo, eso se logra únicamente cuando bajen o bloqueen el acceso al material que se presume infractor de propiedad intelectual, de manera inmediata una vez que son alertadas que puede existir dicha infracción. Esto hace que los ISPs y empresas de telecomunicaciones –asegurando su inmunidad- prefieran bajar páginas de internet o bloquear acceso a contenidos aunque su sustento legal sea cuestionable, afectando la libertad de expresión y el derecho a la información.

La Segunda Sala de la SCJN bajo la ponencia del Min. Alberto Pérez Dayán distinguió entre 3 tipos de expresión: (1) la que constituye un delito (terrorismo, apología del delito, discurso de odio, genocidio, pornografía infantil) en cuyo caso sí puede proceder el bloqueo, (2) la que puede originar una responsabilidad civil o daños y perjuicios y (3) la expresión que pone a prueba la tolerancia y respeto al otro. En estos dos últimos casos debe forzosamente estar establecida en una ley, ser para fines legítimos, el bloqueo debe constreñirse a contenidos específicos, y debe demostrarse que el bloqueo de éstos es la medida menos restrictiva de derechos humanos.

El caso resuelto por la SCJN quizá es uno extremo de desproporcionalidad de la medida, porque el IMPI pidió el bloqueo absoluto de la página de internet a pesar de que en el expediente sólo había presunción de infracción de ciertas obras musicales. Pero ello sirvió para que la SCJN enviara mensaje a todas las autoridades respecto al estándar al que deben sujetarse estas medidas, más aún cuando la Corte reconoce que en internet los usuarios son receptores y creadores de contenidos que se alojan en sitios web.

Niñas y TIC. El Día Internacional de las Niñas en las TIC (tecnologías de la información y comunicaciones) se celebra el cuarto jueves de abril para atraer a niñas a incursionar en las TIC porque existe una brecha de género que debe superarse para aprovechar el talento de mujeres y niñas en este sector. Las empresas de TIC están buscando incorporar a mujeres porque ello crea un mejor ambiente y aporta diversidad. Debe quedar claro que en el mundo contemporáneo igualdad de género sin igualdad de acceso a las TIC, es una falacia.

Print Friendly

Escrito por:

Publicado el: 2 mayo, 2017

Categoría: Libertad de expresión y derecho a la información

Vistas: 1204

Tags: , , , , ,

Deja un comentario