SCT, condenada

[Publicado en el 19 de abril de 2016 en SDPnoticias]

Como si fueran delincuentes a los beneficiarios de programas de la Secretaría de Desarrollo Social (@SEDESOL_mx) les pidió la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (@SCT_mx) las 10 huellas digitales y fotografía para entregarles su televisor digital. Además transfirió los datos personales de esos beneficiarios a la Sedesol sin estar justificado. Eso no fue todo, donde la SCT guarda dichos datos personales carece de medidas de seguridad suficientes. Esto fue lo que en esencia encontró el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI, @INAImexico).

La SCT a cargo de Gerardo Ruiz Esparza (@gruizesp) fue quien operó la entrega de televisores digitales en pleno proceso electoral 2015 que se estima ha costado al menos 29,000 mdp. Pero lejos de cumplir con los principios rectores de la protección de datos personales, los incumplieron todos. No tengo conocimiento de alguna otra autoridad (ni de algún particular) que haya incumplido simultáneamente los principios de protección de datos personales como lo logró la SCT, fue como quien dice una chuza al incumplir los principios de licitud, finalidad, proporcionalidad, calidad, información, consentimiento, custodia, cuidado y seguridad.

Más aún como lo destacó el comisionado Francisco Javier Acuña (@f_javier_acuna) los datos personales de más de 11 millones de personas fueron recabados sin tener un sustento legal, y dichos datos fueron precisamente de personas con una realidad económica y social vulnerable. En cualquier país democrático y respetuoso de derechos humanos, esto sería un escándalo.

Si una empresa privada como Televisa, Bimbo o Coca Cola hubieran hecho lo mismo que la SCT, podrían recibir varias sanciones administrativas por más de 23 millones de pesos, e independientemente de la responsabilidad civil (daños y perjuicios) y de la penal que pudieran llegara a encuadrar.

En cambio, en el mundo al revés, lo único que pudo hacer el INAI fue darle recomendaciones a la SCT (que puede o no adoptar) y darle aviso al órgano interno de control (OIC). Este OIC es parte de la Secretaría de la Función Pública (@SFP_mx) a cargo de Virgilio Andrade (@VirgilioAndrad), cuyos resultados a favor de la rendición de cuentas han sido nulos.

Además, probablemente el propio OIC sabía que la SCT estaba recabando las 10 huellas dactilares de los beneficiarios y consintió -¿o lo habrá sugerido el propio OIC?. ¿Cree usted que algo va a pasar con ese aviso al OIC?

Así que la violación al derecho a la privacidad y a la protección de los datos personales tiene 2 varas con que medir: al gobernado con rigor, al gobernante sin sanción específica y siendo evaluado por su compañero gobernante. Ahora que se discute lo que podría ser la nueva regulación en materia de datos personales, debe uniformarse el sistema, ojalá lo haga el Senado (@senadomexicano) y la Cámara de Diputados (@MX_Diputados). El quebranto a nuestra privacidad debe ser sancionado, independientemente de quien lo realiza, incluso, debiera de recibir mayor sanción el servidor público que incumple con los principios de protección de datos personales.

Y todo esto está sucediendo precisamente cuando la SCT fue señalada por la Auditoría Superior de la Federación (@ASF_Mexico) por haber realizado diversas irregularidades en este programa de entrega de televisores a propósito de la transición a la televisión digital, dentro de lo que ha destacado que hay 400 mil televisores “perdidos”. La SCT dice que no están perdidos, que lo que pasa es que esos televisores estaban en “tránsito” entre las bodegas y los puntos de entrega, pero que sistematizará la documentación para comprobar su debida entrega.

No sabemos si los televisores fueron o no entregados, pero lo que sí se sabe es que este programa ha estado plagado de irregularidades, verdades a medias como la del Secretario Ruiz Esparza diciendo que podían dar acceso a internet (http://bit.ly/1NuFD4q) y también muchas negligencias.

Este programa fue en múltiples ocasiones denunciado por la sociedad civil, por medios como el periódico Reforma a través de las investigaciones de la periodista Vania Guerrero y la autora de este artículo. Este programa utilizó el logo Mover a México en las cajas de los televisores promocionando al gobierno del Presidente Peña Nieto (http://bit.ly/23Oe7II).

Pero lo más grave es el impacto que tendrá en el medio ambiente y la salud de los mexicanos por haber carecido de una manifestación de impacto ambiental oportuna conforme lo exige la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, por haber carecido en tiempo de un programa integral para la recolección y disposición adecuada de los televisores analógicos (http://bit.ly/23FmcCZ). Esto ¿lo revisará la Auditoría Superior de la Federación? ¿Hará algo la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (@SEMARNAT_mx)? ¿Fincará responsabilidades por estas graves negligencias la Secretaría de la Función Pública?

Print Friendly
Entrada anterior:
Entrada siguiente:

Escrito por:

Publicado el: 13 mayo, 2016

Categoría: TV digital

Vistas: 441

Tags: , , , , , ,

Deja un comentario