¿Favoritismo a América Móvil?

[Publicado en Reforma el 16 de marzo de 2016]

Es el 2º aniversario de la emisión de las resoluciones de preponderancia por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) respecto a Grupo Carso, Inbursa y América Móvil (Telmex y Telcel) y a Grupo Televisa y afiliadas independientes. La preponderancia se incorporó en la reforma a la Constitución en materia de telecomunicaciones (2013), para aquellos grupos que tuvieran una participación de más del 50% en los sectores y servicios de telecomunicaciones y radiodifusión. Antes de que se expidiera la ley, el IFT debió resolver quiénes eran preponderantes y establecerles las medidas especiales que se justificara para evitar afectaciones a la competencia y a los usuarios (2014). Meses después se emitió la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión que incorporó mucho de las resoluciones del IFT.

¿Falló reforma estructural? La preponderancia en la reforma impulsada por el Presidente Enrique Peña Nieto fue el símbolo de que se estaba por vez primera atacando de frente a los grandes grupos de poder. Sin embargo en las últimas semanas se han escuchado voces diversas que argumentan que las medidas de preponderancia específicamente a América Móvil (nada dicen de las de Televisa), han sido ineficaces. Han existido decisiones del IFT muy cuestionadas como el permitir que las ofertas de referencia (p. ej. compartición de infraestructura) vinieran sin tarifas, lo cual se podría decir que es como si se presentara el menú de un restaurante sin los precios de los platillos.

Competidores de América Móvil insisten en que no han servido las medidas porque conserva casi la misma participación de mercado. Por su parte, el IFT entregará el resultado de una auditoría sobre preponderancia en noviembre próximo. Así que en este momento es aventurado decir que fracasó la preponderancia, tanto como lo sería el decir que la medicina contra la neumonía no funcionó si sólo ha transcurrido 1 hora de la primera toma.

Además debe identificarse si las medidas han sido ineficaces, si ha faltado una supervisión adecuada o si la estrategia de los competidores no ha sido suficiente para quitarle a América Móvil su participación de mercado. Recuérdese que por años los competidores de Telcel y Telmex buscaron que existiera la portabilidad para quitarles clientes; sin embargo, se implementó la portabilidad y los más beneficiados fueron Telmex y Telcel.

¿Otro favor? Recientemente se concluyó la licitación para recibir espectro para comunicaciones móviles avanzadas (AWS). El IFT diseñó un complejo sistema de subasta combinatoria de reloj y que al mismo tiempo permitió la reordenación del espectro para su uso más eficiente. Participaron Telcel y ATT, y ambas ganaron. Se espera que en los próximos 15 años la Secretaría de Hacienda y Crédito Público recaude 43,700 millones de pesos.

Se dice que el IFT está favoreciendo a Telcel al permitirle acumular espectro. Lo anterior es parcial y engañoso. Primero, el IFT cumple con los criterios de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Granier y otros vs. Venezuela) al instaurar un proceso abierto, independiente, transparente y conforme a la ley. Segundo, el Congreso de la Unión y el IFT son responsable de establecer un entorno favorable a la competencia. Se supone que la reforma estructural eso proveyó y fue aclamada. Tercero, esta licitación evidenció que no existe interés de nuevos grupos económicos de entrar a México, ni de algunos concesionarios de telefonía móvil de adquirir más espectro como Movistar. ¿Es eso culpa del IFT? No.

Después de la licitación y respecto de las bandas de frecuencia para prestar servicios móviles (IMT), Telcel tiene el 41.2%, ATT el 38.2% y Telefónica Movistar 19.5%. ¿Cómo permitió el IFT que Telcel adquiriera más espectro si es preponderante? Ver a un gigante acumular espectro parece un contrasentido, pero no necesariamente lo es. La disponibilidad de espectro es indispensable para mejorar la calidad y la cobertura.

A nivel suscripciones de telefonía móvil, Telcel tiene el 67.8%, Telefónica 21.9% y ATT el 9.6%; mientras que en banda ancha móvil Telcel tiene el 71%, Telefónica 17.9% y ATT el 10.4%. Dicho de otra manera, con 3% más de espectro Telcel tiene que atender a 7 veces más usuarios que ATT. Por lo que la tenencia espectral de ATT será una ventaja competitiva para que pueda proveer una propuesta de valor con mejor precio, cobertura y calidad que Telcel. Esperemos así sea.

Print Friendly
Entrada anterior:
Entrada siguiente:

Deja un comentario