Equidad de género, ¿para qué?

[Publicado en Reforma el 2 de marzo de 2016]

“(…) la máxima participación de la mujer en todas las esferas, en igualdad de condiciones con el hombre, es indispensable para el desarrollo pleno y completo de un país, el bienestar del mundo y la causa de la paz.”
CEDAW (ONU)

La pérdida de bienestar en México por una inequitativa participación de la mujer en especial en las altas esferas de decisión, aún no ha sido cuantificada. Ciertamente los grandes corporativos de telecom y radiodifusión en México tampoco parecen valorar las mejoras financieras que podrían tener. La equidad de género incide positivamente, lo cual se ha documentado ya que “(…) cuando se compara empresas con tres o más mujeres en su consejo de administración en al menos cuatro o cinco años[.] Estas superaron a aquellas con baja representación [de mujeres] por 84% en retorno en ventas (ROS), por 60% en rendimiento del capital invertido (ROIC) y por 46% en rentabilidad financiera (ROE)” (EDGE).

Índice de la Brecha de Género. El Global Gender Gap Report refleja qué tanto los países están aprovechando el talento de la mujer basándose en indicadores económicos, de educación, salud y política. Aun cuando México ocupa el rango general número 71 de 145 países (tampoco para presumir) en el Gender Gap Index 2015, en el rubro “participación económica y oportunidades” que incluye la participación de la mujer en la fuerza laboral, su remuneración, las mujeres en puestos directivos y legislativos, México está en el sitio 126 de 145. Ello refleja que hay muchas acciones que emprender, porque la objeción hacia adoptar medidas para abrir espacios a mujeres en puestos de decisión y dirección porque “todos tenemos la misma oportunidad”, hará que la brecha de género se perpetúe en México.

Marcadores. El balance de equidad de género en los consejos de administración es reprobado: América Móvil 15 miembros, ninguno es mujer; TV Azteca 11 miembros, ninguno mujer; Televisa 20 miembros, ninguno mujer; Telefónica de 18 miembros uno es mujer; ATT de 14 miembros, 4 son mujeres. En el sector de tecnologías y aplicaciones –cuyas sedes están en EUA- está un poco mejor: Microsoft y Google de 11 miembros, 3 son mujeres; Facebook de 8, 2 son mujeres; y Netflix de 9 consejeros, 3 son mujeres. El sector público en México tampoco está para presumir porque de las 20 dependencias a cargo del Ejecutivo Federal, el Presidente Peña Nieto sólo tiene 3 mujeres como titulares; en la Suprema Corte de Justicia de la Nación únicamente son 2 mujeres del total de 11 ministros; y Banco de México carece de mujeres en la Junta de Gobierno.

Cofece certificada. Cuando una institución pública o privada apuesta por buscar la equidad de género se deben emprender muchas acciones tal como lo está haciendo la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), a la que felicitamos porque hoy será la primera institución pública en recibir la certificación EDGE (Economic Dividends for Gender Equality). Queda claro a Cofece que este es un punto de partida y no un puerto de llegada, por lo cual el esfuerzo institucional incluye establecer metas que serán evaluadas en 2 años a través de una metodología sistemática que informe sobre la reducción de la brecha de género. Los aspectos a considerar son: (1) pago igual por trabajo igual; (2) reclutamiento y promoción; (3) desarrollo de liderazgo y programas de acompañamiento y guía (mentoring); (4) trabajo basado en resultados con posibilidad de horarios flexibles; y (5) evaluación del desempeño para promoción con base en criterios establecidos.

Acciones del IFT. El IFT -con fundamento en el artículo 4 de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) que permite la adopción de acciones afirmativas- ha hecho convocatorias para contratar personal en las cuales la mitad de las plazas serán ocupadas por mujeres que cumplan los requisitos. También estableció licencias de paternidad, cabinas de lactancia, el Comité de Prevención y Atención a Casos de Violencia y el Comité de Ética e Inclusión el cual analizará -por franjas de puestos y áreas- la equidad de género en el IFT. Finalmente, están en una primera fase de teletrabajo y horarios compactados que ciertamente apoyarán por igual a mujeres y hombres.

La Cofece y el IFT están dando pasos para reducir la brecha de género internamente, esperemos que otras instituciones y sus agentes regulados imiten esas acciones para beneficio de todos.

Print Friendly
Entrada anterior:
Entrada siguiente:

Deja un comentario