¿En qué le afecta a la CIRT? [Asamblea Constituyente de la Ciudad de México]

[Publicado en Reforma el 17 de febrero de 2016]

El Distrito Federal se transformará en la Ciudad de México y por vez primera tendrá su propia Constitución como el resto de los Estados. El proceso de conformación de la Ciudad de México se realizará a través de la Asamblea Constituyente integrada por 100 diputados, de los cuales 60 serán electos por el principio de representación proporcional (cada partido político integrará sus listas con los nombres de sus candidatos y los ciudadanos del D.F. votarán por los partidos o por candidatos independientes); y los otros 40 serán 14 senadores, 14 diputados federales, 6 designados por el Presidente Peña Nieto y 6 por parte del Jefe de Gobierno del D.F. Miguel Mancera.

El Instituto Nacional Electoral (INE) determinó que al ser un proceso sui generis y aunque no habría precampaña, requeriría -además de los tiempos oficiales que en radio y TV le corresponden en el periodo ordinario de 12%-, otros 12 minutos más. Ya para el proceso electoral los 48 minutos se distribuirían como en cualquier proceso electoral que no coincide con proceso federal, es decir, 41 minutos para los partidos/candidatos independientes y 7 minutos para el INE. Con una argumentación que deja mucho que desear, el INE decidió que los 41 minutos se distribuirán igualitariamente entre los partidos políticos y los candidatos independientes se tendrían como un partido nuevo.

En contra de esa determinación, la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT), Grupo ACIR, Cadena Tres, Grupo Imagen, Grupo Siete, NRM Comunicaciones, MVS Radio, Radio Centro, Radiorama, Radio Fórmula, Radiopolis, Televisa y TV Azteca, impugnaron ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación el acuerdo del INE por considerar que carece de un fundamento constitucional/legal para los 12 minutos extras, así como porque las pautas les genera una carga irracional y desmedida de publicidad electoral que afecta a sus audiencias, sin que el INE los consultara.

Si los agremiados a la CIRT están obligados a dar tiempos oficiales en sus estaciones de radio y TV gratuitamente, ¿por qué les afecta que los use el INE o el Instituto Federal de Telecomunicaciones o la Secretaría de Salud? En todo caso, quien tendría una queja sería la Secretaría de Gobernación que administra los tiempos oficiales fuera de procesos electorales. Además de los argumentos ya conocidos de “causas técnicas” y de afectación a la audiencia, ¿en qué perjudica a los radiodifusores si los tiempos los usa Chana o Juana? ¿Existirán incentivos para ofrecer promoción política fuera de los tiempos oficiales y en formatos distintos a propaganda gubernamental?

Más allá de lo polémico del acuerdo del INE que tuvo el voto en contra de la consejera Pamela San Martín, es posible que se esté abriendo una ventana impensada. El INE dice que nomás toma 12 minutos antes de las campañas, porque “asignar mayor tiempo a la difusión institucional del Proceso Electoral no redundaría en un mayor beneficio para las y los electores del Proceso Electivo constituyente”. Si así es, ¿para qué quiere el INE los 48 minutos de tiempo en radio y TV en las precampañas? Por muy sui generis que sea este proceso de la Asamblea Constituyente, es posible que las precampañas en realidad salgan sobrando muy a pesar de lo que les gustaría a los partidos políticos. ¿Qué aportan las precampañas a los electores?

Segob e Himno Nacional. Agradezco la aclaración a través de Roberto Femat en cuanto a que la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales (1984) permiten que se transmita el Himno Nacional con cargo a los tiempos oficiales de radio y televisión. Esta ley fue expedida durante el sexenio del presidente Miguel de la Madrid y añadió esta peculiaridad que no estaba presente ni en la anterior ley que regulaba lo relativo a los símbolos patrios, ni en la Ley Federal de Radio y Televisión de 1960. Nada refieren a este permiso de deducir tiempos oficiales la exposición de motivos del presidente de la Madrid, ni los dictámenes presentados en el pleno del Senado y de la Cámara de Diputados en 1983. Quizá es oportuno reconsiderar el horario de transmisión del Himno Nacional en radio y TV que hoy día es a las 6am y a las 12 de la noche, porque si se considera tan importante, ¿cuál es la razón de difundirlo cuando existe tan poca audiencia y más aún cuando se reducen espacios para campañas tan importantes como para el combate al zika?

Print Friendly

Escrito por:

Publicado el: 22 febrero, 2016

Categoría: Medios, Política

Vistas: 695

Tags: , , , , ,

Deja un comentario