Obligatorio y conveniente [Accesibilidad y discapacidad]

[Artículo publicado en Reforma el 25 de noviembre de 2015]

Lo que pierden hoteles, cines, restaurantes, supermercados, universidades, escuelas, oficinas, tiendas, gimnasios y otros establecimientos abiertos al público por no ser accesibles a personas con discapacidad es significativo. La Organización Mundial de la Salud estima que al menos 1,000 millones de personas tienen algún tipo de discapacidad y que además existe el riesgo de que 1,100 millones de jóvenes pierdan audición por un uso inadecuado de aparatos de sonido. A esas cifras debe agregarse que con el incremento de la expectativa de vida todos, como adultos de edad avanzada, tendremos alguna discapacidad. Si transformarse en accesible para personas con discapacidad es conveniente para el sector privado, para el sector público y concesionarios de telecomunicaciones y radiodifusión es obligatorio. ¿Cómo lograrlo?

Sitios web y redes. Los sitios web deben ser accesibles y sencillos en lugar de vistosos. Básico es que cuenten con mapas de sitio, las imágenes deben acompañarse de una descripción en texto, los audios de una transcripción. Cada vez más se utilizan redes sociales para enviar mensajes a los ciudadanos o a los clientes, ¿serán accesibles los mensajes del Presidente Enrique Peña Nieto y del vocero Eduardo Sánchez? Para evitar que se discrimine a personas con discapacidad, en EUA existe un proyecto para ayudar a que los mensajes en redes sociales del sector público sean accesibles proporcionando sugerencias y soluciones (1.usa.gov/1kb53vZ).

Foros y formatos. Siempre se quiere que el ciudadano participe en las consultas públicas, pero ¿utilizan foros y formatos accesibles? Desde que el lugar permita el acceso y la movilidad libre y sin obstáculos hasta incluir interpretación en lengua de señas y subtítulos. Formatos accesibles incluye aquellos que permiten amplificar las letras, utilizan un contraste de colores adecuado, si existen audios que se cuente con texto de estos, se proporcionar textos en Braille, etc. Además la experiencia internacional muestra que el gobierno debe activamente buscar la participación de personas con discapacidad y organizaciones de estas.

Adquisiciones. En especial la contratación pública es un mecanismo que contribuye a la accesibilidad. Si el gobierno como comprador solicita que las tecnologías de la información y comunicaciones sean accesibles, el sector privado buscará cumplir. El gobierno así se transforma en ejemplo de ambiente de trabajo accesible y logra que sus servicios sean accesibles a todos (bit.ly/1p1tXiF). Sería importante que la Secretaría de la Función Pública expidiera guías para que la contratación pública cuente con criterios de accesibilidad en los productos y servicios que adquiere.

Televisión. La televisión debe ser accesible, por lo que debe al menos tener subtítulos y las guías de programación tener funcionalidades de accesibilidad. Sería importante que en México se replicara el Cine para Todos de Colombia que incluye tanto subtitulado en español como audiodescripción de las escenas y elementos visuales importantes para que personas con discapacidad visual puedan percibir todo el contexto de la película.

Experiencia comparada. Colombia es buen ejemplo de políticas públicas de inclusión: (1) tiene un centro de relevo desde 2001 que permite la comunicación con y entre personas sordas, al tiempo que capacita a intérpretes en lengua de señas (www.centroderelevo.gov.co); (2) adquirió licencias de software de lectores de pantalla y magnificadores de texto para todo colombiano con discapacidad visual; (3) produce en Canal Capital, televisora pública, un noticiero en lengua de señas; (4) promueve proyectos para la producción de contenidos audiovisuales con la participación de personas con discapacidad en todo el proceso de producción como El Movimiento (on.fb.me/1lIbaZk); entre otros.

¿Dónde está México? El 3 de diciembre es el Día Internacional de las Personas con Discapacidad y dado que México está atrasadísimo en accesibilidad a las TIC si lo comparamos con Colombia, Brasil, Chile, Argentina, etcétera, deberá ser momento para reflexión y acción. Debe decirse que se empiezan a asomar esfuerzos del Instituto Federal de Telecomunicaciones que preside Gabriel Contreras, de la Estrategia Digital Nacional a cargo de Alejandra Lagunes y Conadis de Jesús Toledano, pero el diablo está en los detalles. Y se habrá de ver el punto y coma de los lineamientos que expidan para servicios de telecomunicaciones, audiencias con discapacidad y para sitios web. Para ver si avanzamos o no, deben establecerse metas, reportes periódicos de entes públicos y empresas de telecomunicaciones, y una supervisión puntual. De otra manera en 2016 seguiremos igual que hoy que es igual al siglo pasado.

Print Friendly

Escrito por:

Publicado el: 6 enero, 2016

Categoría: Accesibilidad

Vistas: 691

Tags: , , , ,

Deja un comentario