México, basurero electrónico

[Publicado en Reforma el 10 de junio de 2015]

El 5 de junio -Día Mundial del Medio Ambiente- fue uno de luto para México si se considera la omisión del Estado mexicano para dar atención a la basura electrónica (electrodomésticos, juguetes electrónicos, celulares, computadores, etc.). Con 1.0 millones de toneladas métricas de residuos electrónicos, México encabeza junto con Estados Unidos (7.1 Mt) y Brasil (1.4 Mt) la lista de los mayores generados de esos residuos en América (Universidad de las Naciones Unidas). México reconoce que genera 385 mil toneladas de residuos electrónicos, de los cuales sólo el 10% se recicla, 40% permanece en los hogares y 50% se van al basurero (Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, INECC). A pesar de cifras tan alarmantes, no sólo el Gobierno Federal carece de un programa para la disposición adecuada de la residuos electrónicos, sino que la transición a la TV digital mostró negligencia en perjuicio del medio ambiente y la salud de los mexicanos.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes a través de la Subsecretaría de Comunicaciones con el entonces titular Ignacio Peralta, decidió entregar TVs digitales en lugar de aprovechar las TVs analógicas y utilizar decodificadores. El beneficio económico era que habría ahorros en el consumo de energía, pero ¿se realizó una manifestación de impacto ambiental como lo ordena la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (art. 28 frac. XIII)? Al ser un hecho notorio, sabido y denunciado en diversos espacios por la cantidad de basura electrónica que se generaría, ¿por qué la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) no actuó? ¿Fincará la Secretaría de la Función Pública responsabilidades por esta negligencia grave?

Como lo importante era regalar TVs en época pre-electoral y electoral –con el silencio cómplice del Instituto Nacional Electoral-, el medio ambiente poco importó. En 2014 el programa de trabajo expedido por SCT reconocío el impacto negativo al medio ambiente y que se debían tomar acciones. Y así pasaron los meses hasta que llegó Mónica Aspe como Subsecretaria y unas semanas después se firmó el convenio de colaboración entre Semarnat y la SCT –que no está disponible públicamente, dicho sea de paso- con el que se supone pronto habrá programa nacional para el manejo final de vida de las TVs desechadas que incluirá campañas de educación ambiental, centros de acopio y almacenamiento. De cualquier manera el principio de responsabilidad en materia ambiental exige que quien genera los residuos debe asumir los costos del manejo integral y reparación de daños. Con las TVs analógicas, ¿lo hará la SCT y Semarnat?

Las TVs analógicas son una parte del problema y aunque acaban de firmar un convenio la CANIETI y el INECC para intercambiar información y realizar estudios sobre residuos electrónicos, se requiere una reforma legal por el Senado y la Cámara de Diputados. En la Unión Europea los fabricantes de equipos deben financiar la recolección, tratamiento y disposición final de los equipos que están produciendo y de los residuos históricos (previos a 2005). Japón establece metas con base en un porcentaje mínimo de reciclaje, porque a pesar de que la recolección y el transporte llevan el 80% de los costos (INECC, http://bit.ly/1JHFM59), recolectar es el primer paso de una larga cadena para la disposición adecuada de los residuos electrónicos. ¿Quién debe pagar en México?

¿Por dónde empezar? Debe haber una campaña informativa para que todos los habitantes de este país sepan lo importante que es separar los aparatos electrónicos y tirarlos en recolectores especiales. De otra manera el suelo y el agua se contaminan, se desprenden gases tóxicos perjuidiciales a la salud, etc. Adicionalmente, debe inculcarse el extender al máximo la vida útil de aparatos electrónicos. ¿Cuántos entes públicos cambian equipos de cómputo, laptops e impresoras porque “tienen que ejercer la partida presupuestal”? Debe exigirse que los entes públicos hagan un análisis previo del impacto medioambiental para privilegiar la extensión de la vida útil en lugar de la adquisición de nuevos equipos electrónicos. Y eso mismo debemos hacer los ciudadanos.

Otros relevantes. Fomentar que el sector privado y social se conviertan en empresarios de la recolección, reuso, reciclaje y disposición final de los desechos electrónicos. Establecer normas para la protección de la salud de los trabajadores de dichas empresas. Proteger a la población –en especial a niños- que vive o está cerca de sitios con residuos electrónicos, porque los efectos en la salud pueden ir desde una baja en la capacidad vital hasta presencia de sustancias tóxicas en la sangre. Propuestas y estudios sobran, ¿hasta cuándo se pasará a las acciones?

Print Friendly
Entrada anterior:
Entrada siguiente:

Escrito por:

Publicado el: 15 junio, 2015

Categoría: Telecomunicaciones, Usuarios telecom

Vistas: 1373

Tags: , , , , , , ,

2 Responses to México, basurero electrónico

  1. […] Si quieres leer el artículo completo de Clara Luz Álvarez da click aquí. […]

  2. Azael Fernandez A. dice:

    Excelente nota.
    Vergonzoso que el mismo gobierno lleve a cabo acciones que tendrán un alto impacto ambiental. Ojalá todavía se puedan repartir decodificadores para evitar que tantos TVs se tiren, sobre todo fuera de las ciudades.

Deja un comentario